10 mayo 2011

Opinión

POR FRANCISCO BONILLA MUÑOZ

LAS PROTESTAS, A LO LARGO Y ANCHO DEL TERRITORIO NACIONAL, DE UN “YA BASTA”, DIBUJAN SIN LA MENOR DUDA EL ENCONO POPULAR DE UN PUEBLO QUE HA VSITO PARTIR A SUS SERES QUERIDOS, PADRES, HIJOS, HERMANOS UNOS A MANOS DE LA DELINCUENCIA ORGANIZADA Y OTROS DE LA DELINCUENCIA MAL ORGANIZADA OFICIAL QUE CIERTAMENTE, LA HAY.
MAS DE 40 MIL MUERTOS, SON EN ESTE MOMENTO LAS CIFRAS OFICIALES QUE SEGÚN NUESTRAS AUTORIDADES HAN SIDO APAGADAS POR LAS ACCIONES GUBERNAMENTALES AL PRETENDER COMBATIR AL NARCOTRAFICO. CONVOCADA  POR EL ESCRITO JAVIER SICILIA, LA MARCHA DEL SILENCIO, DESPARRAMÓ LA PLANCHA DEL ZÓCALO EN DONDE LAS MANIFESTACIONES FUERON MÚLTIPLES Y EN LAS QUE EL COMÚN DENOMINADOR, DEJÓ MUY MAL PARADO A NUESTRO SISTEMA POLÍTICO MEXICANO. POLÍTICOS INCAPACES, TORPES Y MIOPES, QUE SOLO VEN EN EL PODER LA FORMA DE LUCRAR Y ENRIQUECERSE.
ESTA MARCHA NO HA SIDO LA ÚNICA Y TAMPOCO SERA LA ÚLTIMA, PARA MUCHOS POLÍTICOS, SU PRINCIPAL PRIORIDAD ESTÁ PUESTA EN  EL 2012. SABEN PERFECTAMENTE QUE LA ÚNICA FORMA DE SEGUIR PEGADOS A LA UBRE PRESUPUESTAL, ES HACER POLÍTICA DESDE SUS RESPECTIVAS TRINCHERAS Y, ASI LO HARÁN A FAVOR DEL QUE A ESTAS ALTURAS, ATRAE LA MAYOR PARTE DE LOS REFLECTORES NACIONALES. 
POR CIERO, EL TRICOLOR CON ALAS DE GAVIOTA.
URGE ESA REFORMA ELECTORAL Y  MUCHAS OTRAS, PERO MÁS URGE ESCUCHAR A LAS MULTITUDES Y ESO, NO ESTÁ, POR LO MENOS, EN ESTE MOMENTO EN LA AGENDA NACIONAL.
ANTECEDENTES DE MARCHAS Y MANIFESTACIONES:
1968
El 26 de julio, una manifestación de estudiantes que conmemoraba la Revolución Cubana, se encontró con otra organizada por la Federación Nacional de Estudiantes Técnicos (FNET), que protestaban por la intervención policíaca durante la pelea entre alumnos de la Vocacional 2 y los estudiantes de preparatoria. La manifestación fue reprimida duramente por la policía.
El 27 de julio, los estudiantes tomaron las preparatorias 1, 2 y 3 de la UNAM, como una manifestación de protesta ante los enfrentamientos ocurridos entre granaderos y estudiantes.
El 29 de julio, la policía y el ejército rodearon planteles escolares de la Preparatoria Nacional y del IPN, sobre todo en el centro de la ciudad. Con un disparo de bazooka fue destruída una puerta colonial de la Preparatoria 1 (San Ildefonso), muchos estudiantes resultaron heridos y hubo muchos detenidos. Varios planteles de la Escuela Nacional Preparatoria fueron tomados por las fuerzas públicas.
El 30 de julio, en la Ciudad Universitaria, el rector Barros Sierra izó la bandera nacional a media asta y las transmisiones de Radio UNAM concluyeron temprano, en señal de luto por los hechos de los días anteriores. La policía abandonó las instalaciones de la Preparatoria 5.
El 1 de agosto, el rector encabezó una manifestación que, desde CU, recorrió la avenida Insurgentes hasta Félix Cuevas, dobló por ésta hacia avenida Coyoacán y regresó por la avenida de la Universidad al punto de partida, concluyendo con un mensaje del ingeniero Barros Sierra. El presidente Gustavo Díaz Ordaz, en un discurso pronunciado en Guadalajara, ofreció su "mano tendida" a quien quisiera estrecharla. Al día siguiente fue creado el Consejo Nacional de Huelga (CNH), formado por estudiantes y maestros de la UNAM, el IPN, las escuelas normales, El Colegio de México, Chapingo, la universidad Iberoamericana, el colegio La Salle, y algunas universidades estatales.
Para el 4 de agosto, el movimiento estudiantil ya había elaborado un pliego petitorio que invalidaba el de la Federación Nacional de Estudiantes Técnicos (FNET), y contenía los siguientes puntos:
1.     Libertad a los presos políticos
2.  Derogación de los artículos 145 y 145 bis del Código Penal Federal. (Instituían el delito de disolución social y sirvieron de instrumento jurídico para la agresión sufrida por los estudiantes)
3.     Desaparición del Cuerpo de Granaderos
4.     Destitución de los jefes policíacos
5.     Indemnización a los familiares de todos los muertos y heridos desde el inicio del conflicto
6.     Deslindamiento de responsabilidades de los funcionarios culpables de los hechos sangrientos.
El 13 de agosto, se realizó una gran manifestación -de alrededor de 150,000 participantes- al Zócalo, que partió del Museo Nacional de Antropología. Se sumaron al movimiento estudiantes del Conservatorio Nacional y de la Normal Superior. El CNH declaró que la FNET no representaba al estudiantado.
El 22 de agosto el gobierno declaró que tenía la mejor voluntad de dialogar con representantes estudiantiles. Profesores y estudiantes respondieron afirmativamente, siempre y cuando el diálogo se realizara en presencia de la prensa, la radio y la televisión.
El 27 de agosto salió una manifestación de alrededor de 300,000 participantes, desde el Museo de Antropología hasta el Zócalo, donde los estudiantes permanecieron en la plaza e izaron una bandera rojinegra a media asta. En la madrugada, quienes permanecieron allí fueron desalojados por el ejército. Al día siguiente hubo un acto de desagravio a la bandera nacional, al que asistieron trabajadores al servicio del Estado. Nuevo enfrentamiento con fuerzas públicas; comandos del ejército se apostaron en las cercanías de la Ciudad Universitaria y de Zacatenco.
NOS UNIMOS A LA PROTESTA NACIONAL”YA BASTA”.

1 COMENTARIOS:

Anónimo dijo...

a quien le importa lo que pase si alos politicos y autoridades no les inporta usted que puede aser mejor busque otro pasa tiempo sr bonilla

Entradas populares

Directorio

Bolsa de Trabajo

 

Vistas a la página totales

Santoral

Horóscopo

Share

Ads Banner