17 octubre 2012

Calavera Tres

De tanto caminar por la calles
Recogiendo el dinero,
En los pies ámpulas grandes
Pronto le salieron.

Ya no pudo correr
Cuando vio a la muerte,
Quien al parecer
Tuvo un golpe de suerte.

Era el señor Santiago
Dueño de grandes negocios,
Quien jamás ha logrado
Entenderse con todos.

Uno de esos fue su tumba,
Que lo estaba esperando,
Cerca de la tienda alpura
Donde ésa lo fue llamando.

Calaca tonta y creída,
Soñaba con la herencia,
Pero él no soltaba en vida,
Menos con la cabeza fría.   

0 COMENTARIOS:

Entradas populares

Directorio

Bolsa de Trabajo

 

Vistas a la página totales

Santoral

Horóscopo

Share

Ads Banner