19 noviembre 2013

Turismo en Tlaxco para su Desarrollo

Por Jorge Esteban López García
Aunque no fue un aspecto importante en las políticas del ayuntamiento, algo que se desarrollara como tal, la Presidente Municipal de Tlaxco introdujo a nuestro pueblo dentro de los candidatos a Pueblo Mágico e impulsó la continuación para la remodelación del Centro Histórico, que desde Silvestre Velásquez se ha estado realizando.
El hotel, las áreas públicas, el mercado, la promoción, el mismo palacio y otros edificios o áreas no fueron lo suficientemente impulsadas, no sólo por Rosalinda Muñoz, sino desde hace muchos presidentes, sobre todo desde Silvestre Velásquez, que aunque impulsó de alguna manera la cultura, no pudo impulsar los espacios para hacerla, mucho menos para que se pudiera promover el turismo.
Las Haciendas, que han sido importantes para esta zona de Tlaxcala, no han sembrado a nivel estatal o regional la idea de que Tlaxco es un lugar turístico. Puesto que estas viejas construcciones, muchas veces, no ofrecen muchas fuentes de empleo, o sólo las administran gente que tiene mucho dinero, o sólo las disfrutan gente que nunca pasa por la cabecera o por las comunidades, ya que Tlaxco no cuenta con algún atractivo turístico que invite a los turistas.
Por ejemplo, el famoso caso del hotel es muy usado para determinar la situación de Tlaxco ante el desarrollo turístico de otros pueblos cercanos, ya sea Zacatlán o Chignahuapan, en los que han desarrollado la infraestructura suficiente como para gozar de los privilegios de ser Pueblos Mágicos o pueblos con alguna clase de intercambio turístico. El hotel de Tlaxco es pésimo para recibir visitas, por lo menos para atraerlas a nuestro pueblo, no sólo por quien es el dueño, sino por quienes lo administran (ya sea el ayuntamiento o algún particular).
Otro ejemplo, muy notorio, es el caso de las áreas de esparcimiento o áreas públicas, las que han sido olvidadas en Tlaxco, pues ningún ayuntamiento se ha encargado de construir un parque, una plazuela, un centro en el que los ciudadanos y los turistas puedan apreciar el ambiente de este pueblo, o puedan apreciar su cultura, su modo de vida. Los pocos que hay (en la mayoría de comunidades hay un parque, incluso tienen quiosco), no tienen mantenimiento, carecen de funcionalidad y, por lo tanto, la población no les da vida.
A pesar de esto, los intentos de que Tlaxco sea Pueblo Mágico no son absurdos, puesto que durante el proceso se mejorará el municipio y se darán cambios para Tlaxco, sobre todo porque algo tiene que impulsar a los gobiernos venideros a dar continuidad a los proyectos que mejoren Tlaxco, sobre todo si hay algún recurso de por medio.   

0 COMENTARIOS:

Entradas populares

Directorio

Bolsa de Trabajo

 

Vistas a la página totales

Santoral

Horóscopo

Share

Ads Banner