10 septiembre 2010

Dos "Gober" Preciosos

Desde hace ya varias ediciones, Denise Maerker en su programa Punto de Partida, está presentando algunos reportajes sobre el Gobernador de Puebla Mario Marín. En estas notas bien armadas y fundamentadas, hace públicos los oscuros negocios de este mandatario durante su administración.
Uno de ellos se refiere a la Zona de la Angelópolis, lugar de mayor plusbalía de la Ciudad de Puebla y en donde muchos pequeños propietarios han sido despojados de sus terrenos. 
También, durante la administración de Melquiades Morales, una parte de esa selectiva zona fue declarada área protegida. Con la autoridad que un gobierno tiene de quitar o dar valor a una declaratoria, Marín ahora construye fraccionamientos, un campo de golf y continúa con la ampliación de la zona comercial. Toda esta estrategia de infraestructura, fue planeada mediante un prestanombres y con el pretexto de desarrollar la economía de la localidad.
Además de estas arbitrariedades y abusos de poder, como el que hubo con el equipo de fútbol profesional Puebla, los beneficios se extienden a los familiares y amigos del Gober Precioso, haciendo que su administración esté manchada de corrupción y delitos.
Ortiz Ortiz es otro gobernador que camina por los rumbos del anterior, como ya sabemos, se ha adjudicado muchas propiedades de forma irregular. La Universidad "es suya" y muchas otras dependencias están bajo sus pies; se puede decir que Tlaxcala se mueve si él lo decide así.
Su parentezco ideológico con Marín es tan obvio, que se dan el lujo de intercambiar favores políticos. No de embalde estudiaron juntos, hicieron su carrera política en el PRI, comparten gustos por las mujeres y gobiernan los estados líderes en lenocinio y donde se concentra la distribución de prostitución infantil.
Ortiz Ortiz acaba de cometer otra fechoría, la cual ya hace escándalo en algunos medios nacionales. Regaló 16 notarías a familiares, amigos y colegas de la política, correspondiendo a favores, pagando deudas o fortaleciendo nudos políticos.
Estos dos gobernadores seguramente están protegidos por alguien, Ortiz recibió un alto porcentaje de dinero del gobierno federal, siendo uno de los concentidos. Marín no ha sido enjuiciado por los delitos que un juez federal y el Tribunal Superior han encontrado en muchos de sus hechos. Ortiz se burla de la gente y amenaza, regala a los ancianos y les quita. Marín también cuenta con muchos programas que benefician a clases marginadas, pero los despoja de sus tierras de labor o de las herencias de sus abuelos. 
Todo esto para enjuagar negocios propios, para mantenerse en el poder y obtener aún más.      
Por Jorge E. López

0 COMENTARIOS:

Entradas populares

Directorio

Bolsa de Trabajo

 

Vistas a la página totales

Santoral

Horóscopo

Share

Ads Banner