29 septiembre 2010

A mis queridas y queridos paisanos tlaxcaltecas:


En el marco de los festejos del Bicentenario de la Independencia y del Centenario de la Revolución Mexicana, movimientos sociales reivindicatorios de los anhelos de millones de mexicanos deseosos de una convivencia digna que, en muchos casos, ofrendaron su vida para dar luz brillante a sus descendientes; logrando romper en esas épocas con las cadenas de injusticias y abusos de los detentadores del poder, creando en ese devenir histórico instituciones garantes de la ahora República Mexicana con una división de poderes cada vez más auténtica y dinámica ante las exigencias sociales.


A una década de dar inicio el siglo XXI, muchas y muchos mexicanos involucrados en la ardua tarea del ejercicio político tenemos la firme convicción de combatir los nuevos flagelos enquistados en el poder público, para dar rumbo certero a las aspiraciones legítimas de más de 100 millones de mexicanos integrantes de esta gran Nación.


En el recién concluido proceso electoral para renovar al ejecutivo estatal, tomé la decisión de sumarme a la candidatura de la excandidata del Partido Acción Nacional (PAN), Lic. Adriana Dávila Fernández, entre otras tantas razones por esa doble moral, práctica ya consuetudinaria de varios integrantes del Partido de la Revolución Democrática que ven en la política, no una forma de ayudar a los demás, sino una forma de servirse de los espacios públicos para beneficiarse personalmente. Una servidora siempre ha sido y será una gente de proyectos colectivos, de propuestas de beneficio común, de tender la mano al desprotegido, de acercarse al compañero deseoso de compartir sus inconformidades pero dispuesto a formar fila en ese gran contingent e renovador del presente.


En congruencia a esas premisas he tomado la decisión de presentar mi renuncia al Partido de la Revolución Democrática después de haber militado en él doce años, instituto político que significó para mí el alumbramiento al intrincado mundo del ejercicio de la política, que me permitió conocer las primeras letras de tan apasionante carrera y donde he tenido la fortuna invaluable de contar con innumerables amigas y amigos, maestros muchos de ellos, donde el punto de coincidencia radica en la firme convicción de luchar por los intereses colectivos y mejorar las condiciones de vida de nuestras comunidades, municipios y estados.


También deseo expresar que soy una firme partidaria de las alianzas políticas, instrumento electoral que permite hacer concurrente las aspiraciones cívicas de una convivencia mejor; y rechazo tajantemente las voces de quienes para sacar raja política satanizan esos encuentros, parecieran ser emisarios xenofóbicos sin darse cuenta que antes de ser parte de un segmento político somos mexicanos y el principio de solidaridad no tiene color.


Mi ciclo en el PRD ha concluido, deseo afanosamente ver en el corto plazo la reconstitución de la izquierda en México alejada de intereses facciosos que mucho dañan la esencia doctrinaria y de praxis de un partido cuya sustancia es estar cerca de la gente y lejos del opio de la cúpula del poder.


He recibido una respetuosa y atenta invitación del Partido Acción Nacional para incorporarme a su fracción legislativa, el también mi amigo senador Gustavo Madero con quien me une una bonita amistad y con quien desde la Cámara de Diputados tuve la oportunidad de trabajar en comisiones y coincidir en muchas propuestas, ha sido el portavoz de tan gentil mensaje y ya próxima la celebración del Centenario de la Revolución Mexicana me honra formar equipo con un descendiente directo de quien contribuyó al rompimiento de la dictadura de Porfirio Díaz y el que acuño el apotegma “Sufragio efectivo, no reelección”, me refiero al entonces Presidente Francisco I. Madero. Por esas razones he decidido incorporarme al Partido Acción Nacional y segu ir siendo una legisladora de trabajo, de constancia, de esfuerzo, de lucha para contribuir a mejorar las condiciones de vida de los mexicanos y, en especial, de esforzarme día con día para apoyar a los paisanos de mi querida tierra…Tlaxcala.


En el Partido de la Revolución Democrática no tengo conocidos, tengo amigos que siempre habré de respetar y sé que en muchos de ellos existen las mismas motivaciones de patriotismo y servicio fiel a nuestro querido México.


Mi gratitud al Partido de la Revolución Democrática.

 
 

Fraternalmente,




Minerva Hernández Ramos,

Senadora de la República.

2 COMENTARIOS:

Anónimo dijo...

NO CABE LA MENOR DUDA QUE COMO "POLITICA" TE SABES ACOMODAR Y USAS UN LENGUAJE PROPIO Y FLORIDO, ESPECIALMENTE CUANDO DE JUSTIFICAR TUS ERRORES SE TRATA. DEJAME DECIRTE QUE EN TU ACTUAR Y EN LA FORMA DE HACER POLITICA, SIEMPRE HAY INCONGRUENCIA EN TU FORMA DE SER Y ACTUAR, DESDE MI PUNTO DE VISTA MI QUERIDA MINERVA, ERES Y SERAS SOLO UNA MAS DE LAS GENTES A LAS QUE TE REFIERES, PUES SOLO APROVECHAS LOS ESPACIOS QUE LA GENTE SINCERA Y SON MALICIA TE HA DADO Y JAMAS HARÁS ALGO POR LAS INMENSAS MAYORÍAS. COMO LO DIJERAN LOS INTEGRANTES DEL PROGRAMA DE TELEVISA ERES UNA MAS DE LOS VIVIDORES (DIPUTADOS Y SENADORES) A LOS QUE LES DEBEMOS LA CRISIS EN QUE SE DEBATE ESTE HERMOSO PAÍS. SI ALGUIEN CREE EN TI LO LAMENTO YO NO.

Anónimo dijo...

CON MIEMBROS COMO TU CUALQUIER PARTIDO POLÍTICO U ORGANIZACIÓN NO NECESITA ENEMIGOS. GRACIAS SEÑORES DEL PAN POR LLEVARSE A ESTA CLASE DE POLÍTICOS QUE TANTO DAÑO HAN HECHO A NUESTRO PIS. TU SIGUIENTE MORADA, LA ENCONTRAREMOS EN EL PRI O EN EL PELÍCANO. Y POR FAVOR MINERVA, NO REGRESES POR LO QUE MAS QUIERAS. EL PRD YA TIENE BASTANTE CON CHUCHO ORTEGA PARA HACER PURE A ESTE GRAN INSTITUTO POLITICO.

Entradas populares

Directorio

Bolsa de Trabajo

 

Vistas a la página totales

Santoral

Horóscopo

Share

Ads Banner