29 octubre 2010

Ricardo Fernández De Lara

Pedalea y pedalea iba Don Richard,
De la muerte acompañado,
A comprar el periódico con prisa
Y a platicar con uno que otro vago.

Cronista de Tlaxco con su amigo,
Guardador de muchas historias,
Entrevistar también fue su rito
Y apostar su pensión en las barajas.

Nunca le daba coraje,
Cuando los chamacos le tocaban el pito,
Porque la calaca un brebaje
Le daba para que escuchara rico.

Un día jugando baraja,
Don Richard apostó la vida,
Al lado tenía a la calaca
Y le dijo con una sonrisa:

"Ahora sí te vas con tu compadre,
Que mucho te extraña,
Dice que tus ojos son un alarde
Y que un ojo no ve nada." 

0 COMENTARIOS:

Entradas populares

Directorio

Bolsa de Trabajo

 

Vistas a la página totales

Santoral

Horóscopo

Share

Ads Banner