02 enero 2013

Cerca de mil

Por Jorge Esteban López García

982 ejecuciones son las que cuenta Aristegui Noticias durante el primer mes de Enrique Peña Nieto, mismas que señalan la gravedad de este fenómeno social e indican que no hay que rebajarse al nivel del enemigo (como lo dice el pueblo). Asesinatos que hacen la radiografía actual de un país herido por los políticos y por aquellos que aprovechan sus riquezas.
Ya sea PRI, PAN, PRD, PVEM, Morena, PT, MC y etc., todos tratan de meterse a cualquier hueco por donde ven oro y se lo untan ciegamente para disfrutarlo, desconociendo que se les acabará y amanecerán en el fango donde México está por su culpa.
Visión muy escatológica y decadente la mía, pero si abrimos los ojos del pesimista, de aquél que siempre buscará lo mejor, encontraremos que hay mucho de razón. (Ahora recuerdo, cuando de niño, estaba la campaña de "Únete a los optimistas", usada para desacreditar a los críticos y para unir aún más a los "optimistas").
Un ejemplo de esto es que Semarnat siempre tuvo buenas relaciones con el Partido Verde Ecologista, aquél que de verde y ecologista no tiene absolutamente nada; promover la Pena de Muerte para los humanos, aquellos que tanto defiende, es promover la muerte de nuestra propia naturaleza y medio ambiente. Gracias a este partido Jorge González Torres y su hijo tienen grandes predios en Quintana Roo y hacen construcciones que sólo destruyen el medio ambiente, pero son verdes, ecologistas y quieren al país.
Otro ejemplo es el que nos dio el PAN, que siendo muy astuto e inteligente quiso atacar el cáncer con cáncer (lo cual en muchos casos funciona, pero en este caso no), demostrando que los analistas tenían mucha razón: Se necesita Cultura y Educación, no armas y espectáculo.
En fin, el problema más grave de nuestro país son los políticos que no gobiernan y la falta de participación ciudadana, que es provocada por los mismos políticos, los cuales pregonan la democracia pero orillan al ciudadano a no practicarla.
Esto sucede en Tlaxco, donde hay falta de información y diálogo entre el gobierno y el pueblo. En cualquier situación sucede esto; el gobierno hace explicando algo muy diferente y el pueblo observa sin pedir explicación alguna. En México ninguno de estos dos forma parte de una democracia. Un ejemplo claro es la Represión del 1 de diciembre, fabricada por el nuevo gobierno "democrático" del PRI.  
  
 

0 COMENTARIOS:

Entradas populares

Directorio

Bolsa de Trabajo

 

Vistas a la página totales

Santoral

Horóscopo

Share

Ads Banner