13 marzo 2015

Opinión

No es fácil callarnos, decimos muchas cosas, pero pensamos muchas más. No es fácil callarnos y menos callar a Carmen Aristegui, quien ha hecho de su voz una bandera y de su pensamiento un respetable acueducto de ideas y reflexiones.
Al violentar el trabajo del equipo de la periodista más reflexiva de México, violentan el trabajo de ella y el trabajo de quienes buscamos la verdad.
Apoyamos a Carmen, porque es un ejemplo de periodismo, no de chisme. La diferencia entre uno y otro es de quién y cómo viene la información.

0 COMENTARIOS:

Entradas populares

Directorio

Bolsa de Trabajo

 

Vistas a la página totales

Santoral

Horóscopo

Share

Ads Banner