08 diciembre 2015

Invito a la Reflexión

Por Jorge Esteban López García

Muchas personas me preguntan sobre la situación de la Escuela "Carlos González". Aseguran que la actual administración municipal tomó la decisión de mudar a los alumnos al nuevo edificio, también aseguran que dio la orden para que el viejo edificio sea ocupado por la Biblioteca Digital de la UNAM y para un Museo Comunitario. A continuación explico la situación como la sé y como sucedió.
Primero, invito a todos los tlaxquenses a que reflexionen, a que "vean más allá de sus narices", a que valoren y tengan una visión diferente de los hechos. No se acomoden en la primer postura, no critiquen sin fundamentos, no hablen por el resto (minoría o mayoría), no sean egoístas, escuchen a todos y propongan.
Segundo, la decisión de mudar la escuela se tomó desde la Secretaría de Educación Pública de Tlaxcala, y la construcción del nuevo edificio inició desde la administración pasada, cuando Rosalinda Muñoz Sánchez se reunió con los padres de familia y dijeron que se mudarían.
Tercero, la decisión de la Biblioteca Digital viene desde la misma Secretaría de Educación, que le dio a la UNAM el espacio para ocuparlo como un medio para traer las nuevas tecnologías de la educación al municipio.
Cuarto, el Museo Comunitario se ha venido conformando desde que inició esta administración, pero ha estado parado porque no hay un edificio para instalar todas las posibles piezas y documentos. La Secretaría de Educación se enteró de esta búsqueda y la comunicó a la Dirección de Bibliotecas de la UNAM, quienes ofrecieron compartir un espacio del viejo edificio, para hacer el museo.
Quinto, si la mayoría de padres no estuviera de acuerdo con lo sucedido, se hubieran manifestado. No sucedió así por muchos pretextos, el principal es el trabajo, pero lo cierto es que no se manifestaron porque la mayoría estaba de acuerdo. Los otros, los que no estaban de acuerdo, no saben proponer y tienen pena a manifestarse. Las manifestaciones no necesariamente son salir a la calle, puedes hacer campañas de información o platicar con la gente, pero no lo hicieron porque no tienen argumentos válidos o, simplemente, les da pena.
Sexto, el antiguo edificio es insuficiente, no pueden expresarse correctamente los alumnos, no pueden desarrollar abiertamente sus habilidades físicas e intelectuales. Además, por ser un edificio viejo, era inseguro. Pueden poner de pretexto que el nuevo edificio es más inseguro por la lejanía y por el libramiento de tráfico pesado, pero también en el viejo domicilio era peligroso. Otro pretexto es la lejanía, pero recuerdo cuando mis compañeros de escuela caminaban distancias más largas y llegaban más temprano que los que vivían cerca.
No hay pretexto válido. Los "afectados" nunca se sientan a escuchar o a proponer. Han tomado este caso de manera romántica y acusan sin saber a quién. Desconocen que el edificio se ocupará para algo que beneficia al pueblo, no para hacer negocio. Ahora lo que nos queda es esperar a que esto se cumpla, porque las tareas de reconstrucción y de instalación de la Biblioteca y del Museo, no han iniciado.
Los invito a reflexionar un poco más, a mirar más posibilidades; avisoremos todo, no únicamente lo que nos beneficia en lo personal. No seamos egoístas, cada uno tiene sus intereses, pero cada uno debemos respetar a los otros cada unos.                 

0 COMENTARIOS:

Entradas populares

Directorio

Bolsa de Trabajo

 

Vistas a la página totales

Santoral

Horóscopo

Share

Ads Banner