10 febrero 2018

Prietos

Por Jorge Esteban López García

Antes era difícil enterarse de las estupideces que decimos, pero ahora es demasiado fácil. Sólo se necesita una cámara y listo, podemos guardar muchas. 
Por ejemplo, en una entrevista que le hicieron a uno de los aspirantes a diputado local por el distrito II de Tlaxcala, el de Nueva Alianza, los entrevistadores aseguraron que la evolución de la raza humana está en orillar (según uno de ellos, mover a un lugar digno), donde no causen un caos vial y daños a terceros, las expresiones culturales del pueblo. Hay muchos ejemplos de que su opinión tiene que ver con un pensamiento egoísta y en favor de desmenuzar lo que nos hace Ser. En Tlaxcala tenemos ejemplos claros, orillaron la Feria de Tlaxcala y ya no es tradicional, ya es comercial. La feria de Apizaco igual, la feria de Tlaxco va para allá, todas la ferias que quieren ser concentradas en lugares "dignos" se vuelven aparadores y ya no hay ese calor humano que a México y muchos países de América caracteriza y se está perdiendo a causa de esa búsqueda de la "modernidad". Huamantla se resiste a perder eso tradicional, porque el pueblo es quien hace la feria, no a los que les molesta que cierren una calle porque en ese momento se les ocurrió que es el único camino. Ese mismo analista argumentaba que la Guelaguetza es el ejemplo del cambio, donde ahora, a causa de esas ideas, se le llama el negocio de la Guelaguetza y ya no es celebrada como el pueblo lo hacía, ahora se tiene que hacer como los otros lo dicen, los que sí tienen para autos. El pretexto para sus argumentos es la movilidad del tránsito, el cual cada día nos está ganando terreno, porque hacemos espacios para la comodidad del carro, no para nuestra cómoda vida. 
Roberto Nava Briones (otro de los analistas de esa mesa de trabajo) aseguró que pensar en mantener nuestras tradiciones como la naturaleza les va indicando, es involucionar, además invitaron a que seamos testigos de la Guelaguetza, la cual es un ejemplo de la evolución, ya que en Oaxaca los carros pueden transitar sin problemas, las ambulancias pueden llevar a enfermos de gravedad de manera rápida, los estudiantes pueden llegar temprano a la escuela, etc. (lo dijeron en tono de intelectuales que han estudiado la vida y conocen el planeta). Es decir, la tradicional Guelaguetza, que es una de las expresiones más ricas de ese estado, fue relegada lejos, donde no le estorbara a los autos, para evitar que los conductores que no saben tomar rutas alternas, para evitar que aquellos que no saben planear su tiempo, para evitar que los estudiantes flojos, fueran estorbados por una tradición que forma parte de la riqueza de un pueblo; de su ser. Y como todos tenemos auto, todos los días se cierran las calles para el Carnaval, todas las calles se cierran, todo se paraliza, entonces sí tienen la razón estos dos grandes analistas políticos, que antes de opinar sobre evolución e involución, deberían leer y sensibilizar su espíritu hacia con los que aceptamos lo que somos y como somos y mediante eso tratamos de cambiar para bien; porque en mi caso no dependo de un auto, de un celular o de una computadora para ser mejor, moderno o de primer mundo, dependo sólo de mi y el respeto que tengo a los demás. 
Todo esto viene al propósito de unos comentarios que hice durante el programa "Al Pan Pan, al Vino Vino", de Roberto Nava Briones, donde entrevistaron a Márquez Peñaloza, el candidato del que hablo al principio de este texto, comentarios que redacté mal pero que se entendieron y donde pregunté "qué es política" y por qué no proponer en lugar de criticar a los otros candidatos, para lo cual obtuve, de cierta manera, una satisfactoria respuesta. Pero después, a manera de ruego, uno de los analistas dijo que es un retroceso seguir con el Carnaval en las calles, cuando hay un centro de convenciones que es un "pinche elefante banco" y en el cual se ha hecho una feria que no tiene nada de tradicional, sólo es un evento lleno de comercios, cantinas y espectáculos que no muestran lo que Tlaxcala ofrece al mundo.
Pero también viene al propósito de que todos aquellos que no somos del PRI somos prietos, aunque lo haya dicho señalando a los de Morena, Ochoa Reza también nos pasó a traer a todos los que no votamos por el PRI, es decir, nos dijo prietos para marginarnos de su selecto grupo de sangre azul.

0 COMENTARIOS:

Entradas populares

Directorio

Bolsa de Trabajo

 

Vistas a la página totales

Santoral

Horóscopo

Share

Ads Banner