26 junio 2019

Las Flaviadas

Por Don Ricardo Fernández de Lara

DON FLAVIO ZAMORA ZAMORA


Llegó a Tlaxco ya muy entrada la noche y se encontró con la novedad de que había caído una nevada que dejó sepultado al pueblo.
Amarró su caballo de un alambre grueso y erecto que había cerca y buscó un lugar para pasar la noche bien arropado.
Grande fue su sorpresa al despertar que se va dando cuenta que la nieve había bajado, las casas se veían todas; y más se sorprendió cuando vió su caballo que estaba colgado del pararrayos de la Iglesia.

0 COMENTARIOS:

Entradas populares

Directorio

Bolsa de Trabajo

 

Vistas a la página totales

Santoral

Horóscopo

Share

Ads Banner