04 enero 2011

Cierran nuevamente la presidencia de Tlaxco

Con el mismo pretexto, el Palacio Municipal de Tlaxco es simbólicamente cerrado por un grupo de trabajadores de confianza, regidores y presidentes auxiliares del ayuntamiento.
Al no recibir su salario, sus prestaciones, su aguinaldo, el finiquito de obras y otras cosas más, estos molestos funcionarios, ponen candado a la reja de este emblemático edificio.
Dentro de las quejas, escritas en simpáticas cartulinas, está una que pide a Manuel Sosa Salinas y Dalmacio Portillo den la cara. Hay otras que declaran el nepotismo que durante tres años existió, el protagonismo de los aviadores dentro de la nómina, la corrupción de funcionarios y un sin fin de irregularidades que demandan los manifestantes. Lo sorpresivo es que exponen que Hermirandelia Palafox, aquella señora que estuvo trabajando durante la administración de Silvestre Velásquez, sigue cobrando sin haber trabajado en este ayuntamiento.
Nombres como el de Jorge Flores García, hermano de Silverio Flores García, también se leen en las cartulinas. Este tipo es igual o peor que su hermano, cobra muy bien para el trabajo que realiza.
Las caras que vimos dentro del palacio, que como el parque y los portales, está a oscuras, son las de Benjamín Domínguez y José Luis Hernández. Personajes que sobresalen de los demás porque, el primero, siempre defendió al quesero; el segundo, aunque siempre estuvo en contra de las decisiones de Manuel, no hizo nada para cambiar la situación, ni ecológica ni política.
El Palacio está cerrado desde hoy, martes 4 de enero del 2011, a las 11:00 hrs., comulgando algunos  de los protagonistas de arrepentimiento, otros de rebeldía, otros simplemente exigen se les pague para poder cumplir en sus hogares.

0 COMENTARIOS:

Entradas populares

Directorio

Bolsa de Trabajo

 

Vistas a la página totales

Santoral

Horóscopo

Share

Ads Banner